Coto al automatismo de Hacienda en la regularización de los bienes en el extranjero no declarados

  • DAVID ÁLVAREZ | LARRAURI & MARTÍ ABOGADOS - 31 MAY. 2019 - Expansión.com

15593201493833

El Tribunal Económico Administrativo Central anula una imputacion como ganancia patrimonial no justificada en el IRPF por los bienes en el extranjero no declarados.

Conjuntamente con la zanahoria que representó la amnistía fiscal, aprobada por el Gobierno español a finales de 2012, se gestó la normativa de un nuevo modelo tributario, el 720, que recogía la nueva obligación de declarar los bienes y derechos que se poseían en el extranjero, y, a modo de palo, se estableció un severo régimen sancionador a la par que se establecía una presunción tributaria que incluía la consideración del valor total de los bienes en el extranjero no declarados como ganancia patrimonial no justificada a imputar al último ejercicio del IRPF que no estuviera prescrito, esto es, se le daba el mismo tratamiento tributario que se otorgaría al dinero negro regularizado y que, dependiendo del valor de dichos bienes, puede suponer entre cuota, recargos e intereses de demora, más del 60% del valor los bienes regularizados.

Esta imputación se produce siempre, a menos que se pueda acreditar que el patrimonio en el extranjero procede de rentas declaradas en el IRPF en ejercicios pasados o que, cuando se obtuvo dicho patrimonio, el obligado tributario no era contribuyente del IRPF por no ser residente en España a efectos fiscales.

El problema estriba en que, en muchos casos, esos bienes y derechos pueden proceder de ejercicios hace mucho tiempo prescritos respecto de los cuales no se guardó documentación bancaria ni fiscal porque, precisamente, estaban prescritos. En consecuencia, carecemos de una prueba directa que permita conectar de forma indubitada los bienes que poseemos en el extranjero con las rentas que obtuvimos y declaramos en el IRPF en el pasado.

Llegado a este momento, ¿cómo podemos probar que los mismos se corresponden con rentas declaradas en el IRPF? A este respecto, una muy interesante resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), de 16 de enero de 2019, acepta por primera vez una prueba indirecta, indiciaria, como prueba suficiente de que los bienes y derechos poseídos en el extranjero se corresponden con rentas declaradas.

En el caso analizado en la resolución, Hacienda, con respecto a una jubilada que presentó fuera de plazo el Modelo 720 por los bienes que poseía en el extranjero (aunque de forma voluntaria en cuando conoció la obligación de su presentación), determinó que no se podía establecer una conexión directa y verificable entre las rentas declaradas en el IRPF por ésta procedentes de la actividad económica que desarrolló y los bienes que poseía en el extranjero, ya que ésta señora ni guardó la información bancaria ni los bancos se la podían facilitar ahora con respecto a períodos tan lejanos.

Por lo anterior, Hacienda concluyó que esa relación era inverosímil y liquidó como ganancia patrimonial no justificada la totalidad del valor de los bienes poseídos en el extranjero en la última declaración del IRPF que no estuviera prescrita, resultando una cuota a ingresar del orden de un 60% de dicho valor.

Es importante reseñar que, aunque la Inspección consideró que tal conexión era inverosímil, también concluyó que no había quedado acreditada su culpabilidad y anuló la sanción propuesta inicialmente del 150% de la cuota defraudada derivada de la consideración como ganancia patrimonial no justificada de los bienes y derechos declarados en el Modelo 720. No obstante, sí se le impuso la sanción específica por falta de presentación en plazo del Modelo 720 (100 euros por cada dato o conjunto de datos no declarados, con un mínimo de 1.500 euros) al entenderse que en este caso sí podía imputarse una conducta al menos negligente. Dicha sanción fue aceptada e ingresada en periodo voluntario.

Contrariamente al criterio de la Inspección, el TEAC, viendo que la recurrente había aportado toda la documentación a su alcance para justificar que la titularidad de los bienes que poseía en el extranjero sí fue adquirida con rentas declaradas, como es la constatación de que realizó una actividad económica de comercio textil durante un periodo prolongado y que, de esa actividad, y de la venta del local donde desarrollaba la misma, una vez jubilada, obtuvo unos ingresos que podrían corresponderse con el origen de los fondos declarados en el Modelo 720, concluye que no es posible exigirle mayor diligencia ni otorgarle a la obligada tributaria la capacidad de prever, antes de que existiera el Modelo 720, las consecuencias de la falta de acreditación de que su actividad económica era el origen del patrimonio que poseía en el extranjero a 31 de diciembre de 2012, primer año para el que existió la obligación de presentar el Modelo 720, ya que, en otro caso, estaríamos ante una prueba diabólica.

En consecuencia, considera que la prueba aportada es prueba indiciaria suficiente de que existe una conexión con la titularidad de los bienes en el extranjero, por lo que no procede imputación de ganancia patrimonial alguna y se anula la liquidación practicada.

Por tanto, y a modo de conclusión, podemos decir que esta Resolución supone no solo la primera anulación de una liquidación efectuada con motivo de la imputación como ganancia patrimonial no justificada en el IRPF por bienes situados en el extranjero sino que, además y lo que es más importante, abre una nueva vía para todos aquellos obligados tributarios que, aun no pudiendo acreditar fehacientemente una relación directa entre los bienes y derechos poseídos en el extranjero y las rentas declaradas por carecer de prueba documental suficiente, sí puedan proponer medios de prueba alternativos que permitan establecer, al menos, indiciariamente una posible relación entre los mismos, poniendo así límites al automatismo en las regularizaciones practicadas por Hacienda que solamente había admitido hasta la fecha pruebas directas y verificables (por ejemplo, transferencias bancarias) a efectos de acreditar dicha relación.

 

Miembro de...

aeca accid apttcb

info@limonchi.com - LIMONCHI ASSESSORS © 2018 - Edifici Eurocenter, Illa 2, local 52 – 17250 PLATJA D’ARO - 972 81 78 79 - Contacto - Aviso Legal - Mapa Web - Disseny per InFoAL